Superconductores borrachos

Como muchos de los descubrimientos de la ciencia, algunos suelen ocurrir por mero accidente, algunos bastante inverosímiles de carácter meramente figurativo y de leyenda urbana para no mas decir que es un golpe de suerte.
Una de estas historias, es la que ronda al trabajo presentado por el equipo de Yoshihiko Takano del National Institute for Materials Science en Japón. Trabajando en el desarrollo de un cierto tipo de superconductores basados en hierro sumergiendo estos en agua caliente, en una mezcla de agua y etanol.
Antes de continuar, y rápidamente, un superconductor es un material en el cual se logra llevar la resistencia eléctrica a valores casi nulos, lo que reduce las perdidas de energía por disipación en el transporte de corriente eléctrica y en teoría permitiría tener un flujo de electrones circulando por siempre con tan solo aplicar una diferencia de potencial al principio del experimento y después quitarla.
Dado los buenos resultados decidieron realizar una pequeña fiesta para celebrar esto, y durante la fiesta y los tragos, la creatividad surgía, y por que no, se les ocurrió, sumergir los superconductores en distintos tipos de alcohol, entre ellos cerveza, vino blanco y shochu, este último el que mejores resultados presento.
El resultado de este experimento con alcohol lo pueden consultar del articulo Superconductivity in FeTe1-xSx induced by alcohol de la base de datos de arxiv.org.
Al parecer el alcohol no solo mejora los superconductores sino también a algunos científicos.
Creo que de ahora en adelante mantendré una de ron en el laboratorio de física moderna y otra en el de mecánica cuántica computacional.

Entradas populares